Las cinco disciplinas de aprendizaje en las empresas inteligentes 4.0

Para Senge, las Empresas Inteligentes desarrollan cuatro disciplinas que les permiten, a su vez, desarrollar la verdaderamente importante, la quinta.
  1. Desarrollo de la Maestría Personal.
  2. Identificación e impulso de nuestros Modelos Mentales.
  3. Impulso de la Visión Compartida.
  4. Fomento del Trabajo en Equipo.
  5. Generar el Pensamiento Sistémico.
“Los líderes son los responsables de construir organizaciones inteligentes
y de fomentar entre sus miembros las cinco disciplinas”

Aquí tenéis resumen de las cinco disciplinas que deben seguir las Empresas Inteligentes y al final también incluyo un resumen del libro en formato presentación:

1. Desarrollo de la Maestría Personal
  • Trabajar la capacidad de hacer bien las cosas.
  • Aprender a reconocer nuestro potencial y habilidades reales y las de nuestros compañeros.
  • Sólo si sabemos de verdad quién somos, qué queremos y qué somos capaces de hacer, podremos identificarnos con la visión de la organización y proponer soluciones creativas.
Crecer nosotros para aceptar el
compromiso de crecer con la organización


2. Identificación e impulso de nuestros Modelos Mentales
  • Nuestros modelos o formas de pensar (paradigmas) marcan nuestra visión de las cosas y el modo en que actuamos.
  • Hay que mirar hacia nuestro interior para conocer y asumir lo que hacemos mal y poder mejorar.
  • Conociendo nuestros paradigmas, nos comunicaremos mejor y contribuiremos al desarrollo de la organización.
Conocernos bien para ser más efectivos
y útiles en lugar de ser un obstáculo

3. Impulso de la Visión Compartida

  • Comprometer a todos los miembros de la organización en el objetivo común.
  • La visión personal de cada uno debe dar sentido a su vida y a su trabajo y complementar la de la organización.
  • Todos sienten así una conexión íntima entre su visión personal y la visión de la organización, a la que apoyan y refuerzan.
La visión de la empresa debe ser una
fuente de inspiración y productividad


4. Fomento del Trabajo en Equipo
  • Una organización sólo aprende a través de personas que aprenden tanto individualmente como en grupo.
  • En equipos de trabajo, el diálogo es la herramienta para pensar juntos mejores ideas.
  • Hay que conocer los mecanismos de relación de cada persona del grupo para manejarlos y fomentar la inteligencia grupal.
Los equipos que aprenden obtienen
grandes resultados grupales e individuales

5. Generar el Pensamiento Sistémico

  • Para comprender el sistema, hay que contemplar el todo y no cada elemento individual.
  • No se debe pensar en cada problema y su solución, sino entender que la realidad está formada por sistemas globales.
  • Hay que olvidar las cadenas causa-efecto e identificar las interrelaciones; así, en lugar de ver los resultados de algo comprenderemos los procesos de cambio que se activan.
En una organización, no debemos ver las
cosas de manera aislada o separada

Tu empresa innova, pues el CEO también se innova.

Apuestas por la innovación en tu negocio

Te has decidido y  vas a basar tu nuevo negocio en la innovación como estrategia para competir. Esto es un tanto duro ya que la obsolescencia de lo nuevo e innovador es aterradora. Ideal para gente apasionada y efervescente. Que le gusta evolucionar y que le van los retos. Lo que hoy es nuevo y disruptivo mañana es un commodity. ¿Te acuerdas del móvil?. Al principio te basaba con el teléfono fijo, y la secretaria tomaba tus recados. Luego vino el móvil y hablar con el jefe directamente era un gran avance. Pero hoy día llevamos un computador de bolsillo con tropecientas aplicaciones donde gestionamos toda nuestra actividad. Hasta los pasos que recorres al día. La mía además me avisa de los vasos de agua que he de beber, me da un mapa del recorrido que he realizado a pie y  me cuenta los pasos. Una niñera virtual, vamos!.

Pues por eso mismo, a tus clientes has de ofrecerles novedades constantemente. Y eso supone crear un sistema permanente para fomentar la creatividad, y transformar esas ideas creativas en servicios o  productos que resuelvan una  necesidad real a tu cliente. Y para que funcione realmente ese círculo de calidad total que es el feedback del cliente, y la rápida transformación en un servicio mejorado o en uno nuevo tu negocio necesita varias cosas.

uhjhg99Si antes era un empresa tradicional de esas donde los proceso serán todos pensados, ahora la cosa es el  polo opuesto. Los procesos habrá que cambiarlos cada tanto, y solo el cliente te dirá como hacerlo. Asique la primera medida es escucharlo, recibir sus ideas, opiniones y criticas, para mejorar tu servicio, o producto. Esto supone estar en las antípodas de lo que muchas empresas están ahora. Hace unos días un amigo me cuenta sus penas durante un café. El servicio de atención al cliente es un desastre. La jefa, es muy jefa y manda mucho. Los clientes esperan largos minutos al teléfono mientras los teleoperadores escriben muchos datos del cliente en repetidas pantallas. Con lo sencillo que sería unificar toda esa info en una única pantalla, acortando el tiempo de espera y empleando ese tiempo en darles una solución. Pero la jefa no quiere ni hablar!. ¿Te has preguntado por que asume perdidas en lugar de adaptar sus procesos? ¿Es un problema de procesos realmente, o es un problema de otra índole?. Es otra cultura de empresa y otra forma de liderar, ¿no crees?

No es la única cosa que puede mejorarse en la empresa de mi amigo. Ahora no hay margen para resolver nada al cliente. El teleoperador no puede hacer nada más que tomar nota y pasarlo al siguiente operador.Es pura rigidez.

Este problema es un clásico en las empresas tradicionales. El/la teleoperador,a es un punto de escucha del cliente, y ha de tener el canal para pasar el problema del cliente dentro de la empresa y conseguir una solución. Eso, si esperamos que el cliente continúe comprando en nuestra empresa.  Es decir, en una empresa basada en la innovación, sólo el cliente sabe como lo quiere y en qué condiciones te lo va a comprar. Lo lógico será escucharle, ¿no?. Es decir, una empresa innovadora, es el mundo al revés de una empresa tradicional. Que tiene una pirámide de jerarquía donde los jefes lo piensan todo trazan los procesos, y el peón es un mero ejecutante, y no piensa. Ya todo está pensado. Los procesos son rígidos y si no funcionan bien hay que acumular un montón de pérdidas y problemas hasta cambiarlo.

Necesitas  transformar la cultura de  tu pyme

Si deseas basar tu estrategia en la innovación esto debe cambiar. Es un cambio de cultura abrupto y un giro de 180 grados. Por supuesto habrá personas que no estén dispuestas a ningún cambio, pero otras lo aceptaran encantadas. Cuenta con oposición y que algunas personas no se adaptaran, pero es importante hacer una hoja de ruta, un plan de transformación  desde el punto de partida hacia el punto de meta. Que va mucho más allá del mero plan de producto y comercialización. Has de hacer un plan de transformación que abarca no solo un plan de innovación referido al nuevo producto, o servicios, sino una transformación en la cultura y del liderazgo, o sea de la mentalidad. Y es ahí donde te puedo ghjfghffghapoyar.  Surgen nuevos interrogantes y temas que habrás de saber gestionar. ¿Sabes cómo lidiar con los milenials? ¿Cómo son? ¿Cómo se los lidera?. Aprende antes de qeu sea tarde. Ellos formaran parte de tu negocio. Y debes hacer que encajen y que den resultados. Te hablo por experiencia. Cuándo  mi generación (los llamados generación “X” se incorporó al trabajo, hubo un choque generacional enorme. Yo misma lo sufrí con creces, (cuando nos incorporamos la primera generación de universitarios masivos a las empresas y los profesionales nos recibían con “recelo y desconfianza masiva y crónico”. Curiosamente hice de mi problema virtud, así que ya que sobreviví a la masacre (muchos de nosotros se volvieron a casa agotados por el acoso laboral y los conflictos permanentes) a lo largo de mi carrera me ha generado un buen negocio. Han sido bastantes las intervenciones en corporaciones con conflicto generacional y cultural.

La transformación te incluye a ti gerente. La re-evolución de tu managment.

Por esto, en este nuevo ecosistema 4.0 donde los cambios son la norma, y la empresa es liquida, flexible, se aprende con rapidez y los cambios han de ser ágiles y a bajo precio. De la misma manera que necesitas nuevos talentos que sean capaces de hacer nuevos trabajos nuevas funciones, y con una mentalidad distinta, tu también necesitas desarrollo.

Necesitas adquirir nuevas competencias de liderazgo que habrás de ser capaz de manejar bien. Para llevar a tu negocio a donde debe estar. Todo el mundo pone el foco y la atención en el nuevo modelo de negocio, en los nuevos mercados, y en las nuevas formas de organizar la empresa, pero poca gente se fija en que el jefe de todo esto el CEO ha de evolucionar también. Y lo mejor será ir preparándose, ¿no?. O ¿improvisar te funciona?.

Cuentame tus experiencias. Comparte lo qeu aprendes.

 

“¿No sería más progresista preguntar dónde vamos a seguir, en vez de dónde vamos a parar?”

 

sticker-mafalda-107-57x63-cm

Vivimos quejándonos y enjuiciando las cosas que suceden a nuestro alrededor. Pero cuántas veces nos responsabilizamos de nuestra parte y hacemos algo para cambiarlo.

¿Cuántas veces no somos nosotros mismos quienes saboteamos las situaciones para comprobar que teníamos la razón al decir que algo acabaría mal? Y entonces mencionar la frase favorita del ego: “Te lo dije”, “Yo tenía la razón”.

¿Qué haces cuando te das cuenta de que algo no está funcionando? ¿Te quejas y esperas a que explote la bomba o pones manos a la obra para cambiar el curso de la situación?

“La tecnología está creando una sociedad narcisista”

Hoy comparto contigo un articulo imprescindible. Ya que las pymes españolas se resisten lo suyo a innovar, unas veces por lo difícil que es encontrar la financiación y las espasas inversiones publicas y ayudas a la epmreas piovada, y otras por falta de mentalidad. La innovacion está en el ADN de uno, o no lo está. Ya es tarde para las empresas que empecinadas en hacer lo de siempre, al final se las llevará la corriente de la transformacion digital. Es lo que Brian Solis,  reputado gurú sobre transformación digital  denomina Darwinismo digital. Lee este apasinante articulo.

http://www.expansion.com/economia-digital/protagonistas/2016/08/24/57b3459e22601d637b8b4650.html
E. ArrietaMadrid@elenaarrieta

Actualizado: 24/08/2016 00:19 horas

Este analista opina que la digitalización está provocando cambios profundos en la cultura, cada vez más introvertida y, al mismo tiempo, impaciente y exigente con las empresas.

Brian Solis es un reputado gurú sobre transformación digital. A él se le atribuye la creación del concepto de “darwinismo digital”: las empresas que no se adapten, morirán. Para Solis, innovar es una obligación para todos. La disrupción, por lo tanto, es una opción, y no un don. “La innovación no es algo inherente al ADN de ciertas personas. Todo el mundo tiene la capacidad de mirar el mundo desde una perspectiva diferente y de seguir sus ideas y pasiones. Cuanto menor aversión al riesgo exista en su entorno, mayor cantidad de innovadores surgirán”, afirma.

“La transformación digital sólo será posible si antes cambiamos nosotros mismos”

El cambio, además, debe empezar por un ejercicio de autocrítica. Parafraseando a Leo Tolstoy, dice: “Todos hablamos mucho del cambio, pero no hablamos de cambiar nosotros mismos”. Y añade: “Cambiarnos requiere, primero, aceptar que tenemos la oportunidad de alterar o mejorar algo en el modo en que hacemos y vemos las cosas hoy en día. Por mi experiencia tras años de investigación, el cambio y la innovación empiezan por un cambio de perspectiva, que exige la valentía y la habilidad de ver algo donde otros no ven nada, y de hacer cosas que otros no saben, o no están dispuestos a hacer”.

La otra cara del progreso

Pero la digitalización tiene una cara negativa. “La tecnología está generando una sub-sociedad de introvertidos digitales. Muchas personas prefieren relacionarse a través de una pequeña pantalla que cara a cara. Y esto es sólo una parte del cambio en el comportamiento que provoca el despliegue de los móviles, las plataformas sociales y la tecnología en tiempo real”, comenta Solis.

“Las distracciones tecnológicas han dado como resultado lapsus de atención, que dificultan los intentos de las marcas y los vendedores de ganar relevancia”, continúa.

Simplemente, el cliente, y sus intereses, han cambiado. Nos encontramos sólo al comienzo de una economía de la atención, donde las marcas luchan por hacerse ver y oír entre los cientos de mensajes que recibe el cliente cada día.

Egoísmo inconsciente

“Cuanto más introvertidos sean los usuarios, más difícil es para las marcas llamar su atención”

Solis acuña aquí un nuevo concepto: el del egosistema. “Los consumidores se están convirtiendo en narcisistas accidentales. Cada app y servicio digital que usan les confirma que son el centro de su propio universo. Todo lo que comparten les genera un retorno inmediato, ya sea en forma de aceptación de sus ideas o de autosatisfacción. Las apps que adoran les ofrecen productos o servicios bajo demanda”, explica.

Egosistema es un término que empleo para describir mercados compuestos por esos narcisistas accidentales. Es importante para las marcas comprender que estos consumidores no están esperando a que les ofrezcas algo. No se impresionan con las técnicas arcaicas con las que las empresas tratan de comunicarse con ellos”, apunta este analista y antropólogo. En este contexto, la única salida para las compañías está en “poner a las personas en el centro de todo. El argumento de una marca debe basarse en demostrar que las personas son importantes para ellas”.

Experiencia del cliente

“La transformación digital no es un tema de tecnología, sino de experiencias”, sentenció Solis en el marco del congreso Digital Enterprise Show (DES), celebrado esta primavera en Madrid.

“Todo el mundo puede ser innovador; cuanto más favorable sea el entorno, mejor”

Al final, en su opinión, lo que determina la imagen que este nuevo cliente [narcisista] digital se hace de las marcas es la experiencia de usuario. Ésta se forma como resultado de todos los momentos en que el cliente y la marca interactuaron entre sí. Solis los llama “momentos de la verdad”.

“La experiencia lo es todo para una marca. Por eso, las compañías deben invertir en el diseño de esas experiencias. A día de hoy, existe una brecha entre lo que la marca dice de sí misma y el servicio que verdaderamente recibe y comparte la gente”, expone.

“La experiencia de cliente debe ser definida desde las más altas instancias de una compañía, y llevada a la práctica en todos y cada uno de los puntos de contacto con el usuario”, insiste.

¿Eres escalador o desertor?

¿De qué madera estas hecho7a?. Antes de iniciar una aventura maryor, reflexiona sobre tu perfil, tus fortalezas y lo que te hace falta para tener éxito en tu aventura.

Cambia tu vida si tu vida no te cambia

Revisa lo que crees. Revisa hasta dónde crees que llegas. Imagina que cuando piensas que se acaban tus reservas, puedes aún un poco más. Imagina que no te cansas, que el miedo a lo que aún no conoces no te pone la mano en la espalda para hacerte frenar. Cambia de zapatos si no te llevan a donde quieres… Cambia de bar de copas si no te gustan las compañías… Cambia de parque, cambia de banco, cambia de abrigo si te queda pequeño… Cambia de lugar donde aparcas el coche si te deja aislado. Cambia de música si la música que escuchas no te transporta… Cambia de baile si no te dejas llevar…

Revisa lo que crees que eres. Revisa lo que sueñas si cuando lo repasas con el pensamiento no te llena de emoción ni te ilusiona. Revisa si lo que sueñas es tuyo o lo has tomado prestado para quedar bien. Si has copiado sueños de otros porque crees que son mejores que los tuyos o porque te insisten en llevar una vida que te viene grande o te queda pequeña y te aprieta. Cambia de consejeros y busca personas nuevas a las que conocer. Cambia de sueños si no son tuyos, si no te dan vértigo o no te zarandean la vida sólo con ponerte a imaginarlos…

Revisa el tiempo que dedicas a lo que amas. Revisa qué te importa y qué te mueve. Revisa si la rutina te engulle y el trabajo te traga. Revisa lo que amas, busca lo que amas… Ama más allá de tus posibilidades. Ama sin pedir, ama sin preguntar… Cambia de reloj si te falta tiempo. Cambia de trabajo si el trabajo no te cambia. Cambia si cambiar te mejora y te hace sentir nuevo cada día.

Revisa lo que miras. Revisa en lo que te fijas y dónde se posan tus pupilas. Revisa por si pones el foco en un lado y te dejas el otro. Por si olvidas prestar atención a lo mucho que tienes y has conseguido, por si la belleza que te rodea te pasa desapercibida. Revisa si vives pendiente del retrovisor con media alma en el pasado y la otra media angustiada por el futuro… Revisa si lates cuando miras, si estás cuando estás, si vives ahora o estás de oídas esperando el momento perfecto. Revisa si cuando inspiras hueles y si cuando comes notas el sabor… Revisa si pones el pie antes de pasar la linea roja y si nunca te atreves a pisarla y arriesgar. Revisa si lloras con preaviso, si adelantas lágrimas y tragedias… Cambia de escenario. Borra las líneas imaginarias que nunca pensaste cruzar. Detén tus ojos en las hojas ocres y cansadas, en las miradas brillantes, en las gotas de lluvia de los cristales y en las farolas encendidas. Nota que tienes frío, que tienes sueño, que tienes hambre… Cambia el libro que lees si no encuentras verdad en sus páginas.

Revisa si pacificas o generas conflicto. Si cuando estás, mejoras las cosas o conviertes en turbia el agua clara. Revisa si traes la sonrisa, si das sin esperar recibir y si a veces recibes sin dar. Revisa si las personas que te rodean son de las que dan sin recibir, si te hacen sonreír o te hacen llorar… Revisa los refranes que no te identifican y las personas que no te hacen sentir que vales la pena. Cambia de amigos si tus amigos no son amigos y no ayudan a crecer.

Revisa el camino que recorres cada día. Revisa si es más corto, revisa si tiene mejor vista, si es más fácil. Cambia tu camino si mientras lo haces te vienen a la cabeza siempre las mismas ideas y quieres ideas nuevas.

Cambia el camino y explora caras nuevas, nuevos estímulos, nuevos árboles… Baldosas nuevas, tiendas nuevas, pensamientos nuevos.

Revisa tu vocabulario. Revisa tus palabras. Revisa tus gestos. Revisa lo que dicen tus ojos y tus manos… Cambia de palabras si las palabras que usas arañan. Cambia tus palabras si no te definen, si te duelen o te castigan. Cambia tu tono si humilla, cambia tus muecas si hacen daño. Cambia tu forma de comunicarte si no comunica, si no da una versión de ti que valga la pena… Cambiarás tú si cambias tus palabras…

Revisa tus aptitudes. Revisa tus talentos. Observa si todo lo bueno que tienes se nota. Si brillas como mereces… Revisa tu actitud si con ella tu talento pasa desapercibido. Si te deja fuera del lugar donde quieres estar o te aleja de las personas que te importan. Cambia de actitud si te hunde, si te hace sentir pequeño y te victimiza. Cambia de actitud si no se corresponde con la actitud que te permite acercarte a lo que quieres o deseas. Cambia de actitud si no querrías estar con nadie que tuviera una actitud como la tuya…

Revisa qué te hace feliz. Revisa la salud de tus anhelos y de tus emociones… Revisa lo que esperas y aparta lo que te duela o haga daño a otras personas. Cambia lo que te hace feliz si aplasta la felicidad de otros. Cambia de felicidad si, en el fondo, es amargura.

Revisa tu vida. Cambia tu vida si, al revisarla, no la reconoces. Si al meterte en los pliegues de tu día a día no te llena. Si no puedes mirarla sin girar la cara… Cambia tu vida si no te pertenece. Cambia tu vida si tu vida no te cambia

A %d blogueros les gusta esto: